La exposición Pablo Horstmann se solidariza

Los problemas a los que la población africana se enfrenta cada día son muy graves, desde la escasez de alimentos hasta la falta de atención médica para cualquier enfermedad.

Ante este panorama, son muchas las organizaciones y fundaciones que apuestan por ayudar al continente africano para que éste, pueda afrontar los problemas desde otra perspectiva. La fundación Pablo Horstmann, es una de ellas.

 

La fundación

Desde hace ya unos años, la fundación Pablo Hortsmann organiza diferentes exposiciones por el mundo para intentar recaudar dinero, el cual destinan directamente a causas benéficas como puede ser la construcción de un hospital. Y es que, este es el caso. Hace menos de un mes, la fundación Pablo Hortsmann organizó en Madrid la IV Exposición Benéfica de Arte, en la cual se vendieron más de 130 obras, lo que supuso una gran recaudación para la fundación.

El dinero recaudado, se dirigió directamente a la mejora del Hospital Pablo Hortsmann situado en Lamu, Kenia. Un hospital español, del cual se benefician más de 14.000 niños cada año en África. Según la oftalmóloga, Ana Sendagorta “el coste medio para asistir a un niño son 10 euros, por lo que con la compra de cualquiera de las obras se ayuda a salvar a más de 10 niños”.

Ana Sendagorta, fue la encargada de fundar el hospital keniano Pablo Horstmann, junto a su marido Peter Horstmann en el año 2008.

 

La exposición

La exposición benéfica de arte, tuvo lugar en Madrid, concretamente en la Galería Lucía Mendoza, y contó con la presencia de 135 obras de un total de 70 artistas que quisieron contribuir con esta buena causa.

La galerista Lucía Mendoza, dueña de la galería del mismo nombre, fue la encargada de elegir a los 70 artistas nacionales e internacionales que donaron sus obras para la exposición. Artistas de renombre como el fallecido Enrique Meneses, Rafael Canogar, Rafael Macarrón o Badri Lomsianidze, contribuyeron con diferentes donaciones que se vieron expuestas en la galería de Lucía Mendoza.

Para la dueña de la galería, el objetivo era conseguir piezas de una gran calidad artística para tener una oferta atractiva, recaudar el mayor dinero posible para el hospital y además, concienciar sobre la necesidad de ayudar”. Y según las ventas conseguidas, hay que decir que éxito ha sido rotundo en todos los sentidos.

El catálogo de obras, todavía se puede visionar en la web de la galería, y para los que se hayan quedado con ganas de contribuir, solo hay que decirles que los precios de las obras van desde los 64 euros hasta los 11.500 euros.

Según comentó la propia dirección de la galería, en poco tiempo se vendieron nueve obras en una subasta silenciosa, obteniendo como recaudación 4.500 euros. Todo por una buena causa, porque como señala la doctora y fundadora del hospital Pablo Hortsmann, Ana Sendagorta “cada pintura, escultura o fotografía vendida hace crecer las posibilidades de curar a un niño que padece una enfermedad a más de 7.000 kilómetros de distancia”.